SPURGEON

Mensaje Predicado Textual: El Poder del Espiritu Santo – Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

descarga (5)

El Púlpito de la Capilla New Park Street
El Poder del Espíritu Santo

Sermón predicado el Domingo 17 de Junio de 1855

por Charles Haddon Spurgeon

En la Capilla New Park Street, Southwark, Londres.

“El Poder del Espíritu Santo” — Romanos 15:13
El PODER es una prerrogativa exclusiva y especial de Dios y sólo de Dios. “Dos veces he oído esto: que de Dios es el poder.” Dios es Dios, y el poder le pertenece. Aunque delegue una porción de él a Sus criaturas, sigue siendoSu poder. El sol, aunque sea “como un esposo que sale de su tálamo, que se alegra como gigante para correr el camino,” no tiene el poder para ejecutar sus movimientos sino de la manera como lo dirija Dios. Las estrellas, aunque viajan en sus órbitas y nada las puede detener, no tienen ni poder ni fuerza propios, excepto aquel que Dios les otorga diariamente. El alto arcángel que está junto a Su trono y que brilla más que un cometa resplandeciente, -aunque sea uno de aquellos que destacan en fuerza y que escucha la voz de los mandamientos de Dios- no tiene sino el poder que su Creador le da.  

Leer el resto de esta entrada »

Devocional: Enjugara Dios toda lagrima de los ojos de ellos. – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

descarga (5)
Apocalipsis 21:4
Sí, esto sucederá con nosotros si somos verdaderos creyentes. El dolor cesará y nuestras lágrimas serán enjugadas. Este mundo es un valle de lágrimas, pero éstas cesarán de brotar de nuestros ojos. Habrá un cielo nuevo y una nueva tierra, así dice el primer versículo de este capítulo. Lee el versículo 2, y considera cómo habla de la esposa y de su boda. Las bodas del Cordero serán motivo de regocijo infinito y en ellas no tienen cabida las lágrimas. El versículo 3 añade que el mismo Dios morará con los hombres, y seguramente hay deleites a su diestra para siempre, y las lágrimas no caerán jamás. 

Leer el resto de esta entrada »

Devocional: Al que Venciere dare a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del Paraíso de Dios. -Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Apocalipsis 2:7
Nadie puede volver la espalda en la batalla, ni negarse a ir a la guerra santa. Si queremos reinar, es forzoso pelear y proseguir luchando hasta vencer a nuestros enemigos; de lo contrario, la promesa no es para nosotros, ya que sólo pertenece «al que venciere». Debemos vencer a los falsos profetas que se han introducido en el mundo y todos los males que acompañan sus enseñanzas. Debemos vencer la cobardía de nuestro corazón y la tendencia a dejar nuestro primer amor. Leed todo lo que el Espíritu dice a la Iglesia de Éfeso.
Si por gracia obtenemos la victoria, y ésta la lograremos ciertamente si seguimos a nuestro Capitán victorioso, seremos admitidos en el mismo centro del paraíso de Dios, y nos será permitido pasar por delante del querubín con su espada de fuego y llegaremos al árbol por él guardado, de cuyo fruto, quien comiere, tendrá vida eterna. De este modo escaparemos de la muerte, que fue la sentencia lanzada contra el pecado, y ganaremos la vida eterna, sello de la inocencia, y coronamiento de principios inmortales de una santidad según Dios.
Ven, alma mía, y esfuérzate. Huir del conflicto significa perder los goces del nuevo y más excelente Edén. Pelear hasta vencer es andar con Dios en el Paraíso.
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE

Devocional: Y él le respondió: ve porque yo estaré contigo – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Éxodo 3:12
Es evidente que si Dios confió a Moisés una comisión, no le dejaría solo. Ante el riesgo que iba a correr y la fortaleza que le era necesaria para cumplir su cometido, sería ridículo que Dios enviara un pobre hebreo para que se enfrentara con el más poderoso monarca de la tierra y le dejara solo en su empresa. No es concebible que la sabiduría de Dios opusiera un hombre débil como Moisés a Faraón con todo el poderío de Egipto. Por eso dice el Señor: «Yo estaré contigo», para darle a
entender que no iba solo.
También conmigo sucederá lo mismo. Si Dios me confía una misión, confiando plenamente en su poder y buscando únicamente su gloria, tendré la seguridad de que Él estará conmigo. Por el mero hecho de enviarme, está obligado a favorecerme. ¿No es esto suficiente? ¿Qué más puedo desear?
Aun contando con el poder de sus ángeles y arcángeles, podría sucumbir en la demanda, mas si Él está conmigo, ciertamente saldré victorioso. Lo único que se me exige es que yo obre en consecuencia con esta promesa, que no emprenda el camino con timidez, desanimado, negligente o henchido de orgullo. ¡Tal e s la conducta que debe observar una persona que tiene a Dios en su compañía! Así amparado, debo caminar con valentía y, como Moisés, presentarme sin temor delante de Faraón.

Devocional: Todo el que invocare el Nombre de Jehová será salvo – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Joel 2:32
¿Por qué no invoco su nombre? ¿Por qué recurro a mis vecinos cuando tengo tan cerca a Dios, el cual oirá mi clamor, por débil que sea? ¿Por qué me siento para forjar proyectos y formar planes? ¿Por qué no descargo todo mi peso sobre los hombros de mi Señor? La mejor manera de avanzar es ir siempre adelante en línea recta. ¿Por qué no corro ahora mismo al Dios vivo? En vano buscaré la salvación en otra parte; en Dios ciertamente la encontraré. Su real promesa es una garantía cierta de que así será.
No es preciso preguntar si puedo invocarle o no, porque la palabra «cualquiera» es suficientemente explícita. «Cualquiera» se aplica a mí, porque comprende a todos y cada uno de los que invocan a Dios. Por lo tanto, seguiré las enseñanzas de este versículo, invocando ahora mismo al glorioso Salvador que nos ha dejado una promesa tan magnífica.
Mi caso es urgente. Ignoro cómo podré ser liberado; empero esto no me preocupa. Quien ha formulado la promesa sabrá encontrar los medios para realizarla. A mí sólo me incumbe obedecer sus mandamientos, no dirigir sus consejos. Siervo suyo soy, y no abogado. Le invoco, y él me ayudará.
TOMADO DE LA WEB: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – SPURGEON

Devocional: Dejen las Cargas en Cristo – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Venid a mí todos los que estáis
trabajados y cargados, y yo os haré
descansar.
Mateo 11:28
Quienes somos salvos encontramos descanso en Jesús; quienes no lo son alcanzarán ese descanso si a Él se acercan, ya que Dios así lo ha prometido. Nada es tan gratuito como un don; aceptemos complacidos lo que libremente nos da. No tienes necesidad de comprarlo, ni pedirlo prestado; te basta recibirlo como se recibe un don. Trabajas bajo el látigo de la ambición, de la codicia, de la pasión y la inquietud: Él te librará de tan dura esclavitud, y te hará descansar. Estás cargado, y
sobrecargado con el peso del pecado, del temor, del desasosiego, del remordimiento y del temor de la muerte; mas si acudes a Él, te librará de la carga. Él llevó sobre sí el peso abrumador de nuestros pecados, a fin de que no sucumbiésemos con Él. Se constituyó en el gran portador de cargas, para que todos los cargados dejaran de doblarse bajo tan enorme peso.
Jesús proporciona descanso. Y así es, en efecto. ¿Lo crees tú? ¿Quieres probarlo? ¿Por qué no lo intentas ahora mismo? Acude a Jesús renunciando a toda otra esperanza, pensando en Él, creyendo en el testimonio que Dios da de Jesús, y depositando en Él todos tus afanes. Si con estas disposiciones recurres a Él, el descanso que te dará será profundo, seguro, santo y eterno. Este descanso perdurará hasta tu entrada en el cielo, y dispuesto está el Señor a concedérselo a cuantos a Él se alleguen confiadamente.
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE

Devocional: “Al que a mí viene, no le echo fuera” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Juan 6:37
¿Hay en el Evangelio un solo caso en que veamos que Jesús rechace a quien a Él se acerca? Si lo hubiera, desearíamos saberlo; mas nunca lo hubo, ni lo habrá jamás. Ninguno de los condenados podrá jamás decir: «Vine a Jesús y me echó fuera». No es posible que tú y yo fuéramos los primeros con quienes Jesús ha quebrantado su palabra. Jamás abrigue-
mos tan mezquina sospecha.
Acerquémonos a Cristo con todos nuestros males presentes. De una cosa podemos estar ciertos: jamás nos negará la entrada, ni nos echará fuera. Quienes hemos ido muchas veces, y quienes nunca han ido, acudamos todos juntos, y comprobaremos que a nadie cierra la puerta de su gracia.
«Este a los pecadores recibe», pero a nadie rechaza. Venimos a Él con la debilidad y el pecado, con una fe vacilante, con muy poco conocimiento y con menguada esperanza, y no nos rechaza. Venimos con la oración indecisa, con la confesión incompleta, con la alabanza que no está en armonía con sus merecimientos, y, sin embargo, nos recibe. Venimos enfermos, manchados, desanimados, indignos, mas no nos echa fuera. Acudamos nuevamente a Él, hoy mismo, porque a nadie echa fuera.
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – SPURGEON

Devocional: Las Nubes sobre la Tierra – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Y sucedera que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes.
Génesis 9:14
El cielo aparece lleno de nubes, mas no tememos que la tierra sea inundada por un nuevo diluvio. El  arcoiris trazado en los cielos disipa todos nuestros temores. La alianza hecha por Dios con Noé no ha sido quebrantada; de esto no abrigamos duda alguna. Y siendo esto así, ¿por qué pensamos que las nubes de nuestras tribulaciones, que al presente oscurecen el cielo de nuestra dicha, serán para nuestra destrucción? Desechemos estos temores infundados y bochornosos.
La fe siempre tiene delante de nuestros ojos el arco de la promesa establecida cuando nuestros sentidos perciben la nube del dolor. Dios tiene en sus manos el arco con el cual puede lanzar las flechas de la destrucción; pero ese arco apunta hacia arriba. Es un arco sin cuerda y sin flecha; es un arco de trofeo, inútil para la guerra; un arco de muchos y diversos colores que significa esperanza y amor; un arco que se torna rojo con la guerra y negro con la ira.
Tengamos valor. Dios jamás ensombrece nuestro cielo, de tal modo que no podamos dar testimonio de su alianza. Y aun cuando así lo hiciere, nosotros siempre podremos tener la seguridad de que la alianza de paz se cumplirá.
Hasta que nuevamente cubran las aguas toda la tierra, no tendremos motivo para dudar de la promesa de nuestro Dios.
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – CHARLES SPURGEON

Devocional: “El que Saciare, el Tambien sera Saciado” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Proverbios 11:25
Si yo presto interés por los demás, Dios también se interesará por mí, y de algún modo será recompen-
sado. Si pienso en el pobre, Dios pensará en mí; si me ocupo de los pequeñuelos, Dios me tratará como a hijo suyo. Si apaciento
su rebaño, Él me alimentará; si riego su jardín, Él hará que mi alma sea a manera de jardín. Tal es la promesa del Señor.
A mí me toca cumplir las condiciones para poder esperar su cumplimiento.
Puedo preocuparme de mí mismo hasta enfermar; ocultar mis sentimientos hasta que nada sienta; lamentar mi flaqueza hasta el punto de no sentirme capaz de la mentar nada. De mayor aprovechamiento será para mi el ser desinteresado, y empezar, por el amor de mi Señor, a preocuparme de las almas que me rodean. El agua va menguando en mi cisterna; no ha caído agua suficiente para llenarla. ¿Qué haré?
Dejaré abierta la válvula para que el agua corra libremente y  riegue las plantas que se marchitan a mi alrededor. Mas, ¿qué
veo? Mi cisterna se llena a medida que el agua va saliendo; brota un secreto manantial. Mientras el agua estaba detenida, el manantial dejaba de manar; mas cuando sale para regar las almas, el Señor piensa en mí ¡Aleluya!

Devocional:”El alma generosa será engordada” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Proverbios 11:25
Si quiero la prosperidad de mi alma, no debo amontonar tesoros, sino repartirlos entre los pobres. El camino de la fortuna, según el mundo, es ser avaro y mezquino; mas no es éste el camino de Dios, porque nos dice: «Hay quienes reparten, y les es añadido más; y hay quienes son escasos más de lo que es justo, mas vienen a pobreza». Según la fe, la manera de adquirir ganancias consiste en dar. Hagamos la experiencia, y veremos que siempre se nos dará en abundancia todo lo necesario en retorno de nuestra liberalidad.
Indudablemente, nunca llegaré a ser rico con este procedimiento. Seré «engordado», mas no en demasía.
Tanta abundancia de riquezas podría hacerme pesado, como lo son las personas excesivamente gruesas, y podría causarme una dispepsia mundanal y hasta producirme una degeneración cardíaca. En verdad, puedo darme por satisfecho si, estando lo suficientemente nutrido, gozo de buena salud, y si el Señor me concede lo necesario, puedo darme por contento.
Existe, no obstante, una grosura intelectual y espiritual que en gran manera codicio: la que proviene de nuestros nobles pensamientos acerca de Dios, de su Iglesia y de nuestros semejantes. Que nunca ponga yo límites a mi generosidad
para que mi alma no desfallezca de hambre. Que siempre sea liberal y dadivoso, porque así imitaré a mi Señor. Él se dio a sí mismo por mí. ¿Podré yo negarle cuanto me pidiere?
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – SPURGEON

Devocional: “Siempre te ayudaré” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Isaías 41:10
La promesa de ayer nos aseguró las fuerzas para cumplir con nuestro deber; la de hoy nos asegura la ayuda de Dios cuando no podemos trabajar solos. El Señor dice: «te ayudaré». La fuerza interior es perfeccionada por el socorro exterior. Dios puede, si tal es su voluntad, proporcionarnos alia-
dos en nuestra guerra. Él estará a nuestro lado en la lucha, lo cual es mucho mejor. «Nuestro Aliado Augusto» vale más que legiones de seres humanos.
Su socorro es oportuno: «nuestro pronto auxilio en las tribulaciones». Su socorro es sabio: Él sabe prestar a cada uno aquella ayuda más apropiada a las circunstancias en que se encuentra. Su socorro es eficacísimo, «aunque vana es la salud de los hombres», porque él lleva sobre sí todo el peso de la carga y suple nuestra flaqueza. «El Señor es mi ayudador, no
temeré lo que me hará el hombre».
Habiendo sido nuestro socorro, podemos confiar en Él en lo que atañe a nuestro presente y futuro. Nuestra oración es: «Jehová, sé Tú mi ayudador». Nuestra experiencia: «El Espíritu ayuda nuestra flaqueza». Nuestra esperanza: «Alzaré mis ojos a los montes de donde vendrá mi socorro». Y nuestra canción será algún día: «Tú, Jehová, me ayudaste».
TOMADO DEL LIBRO: “LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE” – CHARLES SPURGEON

Devocional 09-09-14: “Yo soy tu Dios que te esfuerzo” Por Charles Spurgeon

Posted on

Charles-Haddon_Spurgeon
Isaías 41:10
Cuando somos invitados al servicio de Dios o al sufrimiento, medimos nuestras fuerzas y vemos que son menores de lo que juzgábamos y que no están en proporción con nuestras necesidades. Empero no nos dejemos llevar del abatimiento mientras podamos apoyarnos en una promesa que nos asegura todo aquello de que tenemos necesidad. La fuerza de Dios es omnipotente, y esa fuerza puede comunicárnosla, así lo ha prometido. Él será alimento de nuestras almas y salud de
nuestros corazones; por tanto, Él nos fortalecerá. No es posible ponderar cuán grande sea el poder que Dios puede infundir en el hombre. Cuando llena el poder divino, la debilidad humana deja de ser un obstáculo.
¿No recordamos aquellos tiempos de dolor y prueba en que recibimos una fuerza tan especial que nos maravillamos de nosotros mismos? En el peligro, tuvimos calma; en el dolor de haber perdido seres queridos, permanecimos resignados; en la calumnia, pudimos contener nuestro enojo; y en la enfermedad, fuimos pacientes.
Dios, en efecto, nos comunicó una fuerza insospechada ante las pruebas extraordinarias, de suerte que pudimos levantarnos de nuestra flaqueza. Los cobardes se tornan valientes, los insensatos se truecan en sabios, y a los mudos se les inspira lo que han de hablar en aquella hora. Nuestra propia debilidad nos atemoriza, mas la promesa de Dios nos infunde valor. ¡Señor, fortifícame «según tu palabra»!
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE –  CHARLES SPURGEON

Devocional 05-09-14: “Te hare dormir Seguro” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Te haré dormir seguro.
Oseas 2:18
Sí, los santos tendrán paz. El pasaje de nuestro texto nos habla de una alianza «con las bestias del campo, y con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra». Tal es la paz en medio de los enemigos de este mundo, de las pruebas misteriosas y pequeñas contrariedades. Todas estas cosas pueden quitarnos el sueño, mas ninguna de ellas lo logrará. El Señor destruirá todo cuanto amenace a su pueblo y «quebrará arco y espada y batalla de la tierra». La paz será inquebrantable, cuando sean rotos los instrumentos de iniquidad.
Con esta paz habrá descanso. «A su amado dará Dios el sueño». Los creyentes podrán entregarse al reposo abundantemente proveidos y tranquilos.
Este descanso será seguro. Una cosa es acostarse y otra «dormir seguro». Hemos sido introducidos en la tierra de la promesa, en la casa del Padre, en la cámara del amor y
en el seno de Cristo; ahora sí que podemos «dormir seguros».
Para un creyente es mucho más seguro acostarse en paz, que permanecer levantado e intranquilo.
«En lugares de delicados pastos me hará yacer». Nunca podremos descansar hasta tanto que el Consolador nos haga «dormir seguros»
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – SPURGEON

Devocional: “La Tierra en que estas acostado te la dare a TI” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128
Génesis 28:13
No hay promesa alguna que sea de interpretación particular: las promesas no van dirigidas a un santo solamente, sino a todos los creyentes. Si tú, hermano mío, puedes apoyarte en esta promesa y descansar en ella como en una almohada, tuya será. El lugar que «encontró» Jacob y donde descansó, es el mismo del cual tomó posesión más tarde. Cuando sus miembros fatigados reposaron en la tierra, cuando las piedras le sirvieron de almohada, no se imaginaba que estaba tomando posesión de aquel país. Sin embargo, así fue. Durante el sueño, vio una maravillosa escala que para el verdadero creyente une los cielos con la tierra. Indudablemente, tenía derecho a poseer la tierra donde descansaba el último peldaño de la escala; de otro modo no era posible alcanzar la divina escala. En Jesús, todas las promesas son «Sí» y «Amén». Y así como Cristo es pertenencia nuestra, así también nos pertenece su promesa si en Él descansa toda nuestra fe.
Ven, alma cansada; acepta las palabras del Señor como tu almohada. Reposa en paz. Piensa únicamente en Él. Jesús es la escala luminosa. Mira cómo suben y bajan los ángeles sobre Él, entre tu alma y Dios; ten la seguridad de que la promesa es la porción que Dios te da; si la tomas, como si fuera hecha exclusivamente para ti, no la robarás; es cosa tuya.
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – SPURGEON

Devocional: Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies.- Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Romanos 16:20
He aquí una promesa que viene a completar la que meditábamos ayer. Nuestra conformidad con nuestro divino modelo y cabeza no ha de manifestarse únicamente en ser heridos en el calcañar, sino en la victoria sobre el maligno. La antigua serpiente debe ser aplastada bajo nuestros pies. Los creyentes de Roma se vieron afligidos por luchas internas, pero su Dios, «el Dios de paz», les proporcionó el descanso del alma. El enemigo capital consiguió hacer vacilar los pies de los impru
dentes y que los sencillos fueran engañados; pero, al final, quedó vencido, y por aquellos mismos entre quienes había sembrado la confusión. Esta victoria la consiguió el pueblo de Dios por
su sabiduría y poder; Dios mismo desbaratará el poder de Satanás. Aun cuando los creyentes logren quebrantarlo, sin embargo la herida le será infligida únicamente por Dios.
¡Acometamos con valentía al tentador! Y no sólo los espíritus malignos, sino el mismo príncipe de las tinieblas, huirán ante nosotros. Contemos con una inmediata victoria si confiamos plenamente en Dios. «Presto». ¡Bienaventurada palabra! «Presto» lograremos aplastar la cabeza de la antigua serpiente. ¡Cuán grande será nuestro gozo al vencer a Satanás, y qué deshonra para él cuando su cabeza sea quebrantada por nuestros pies! Por la fe en Jesús aplastemos al tentador.
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – CHARLES SPURGEON

Devocional 10-07-14:”La llenura del Espíritu Santo” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Todos fueron llenos del Espíritu Santo.
Hechos 2:4
Charles Spurgeon
Las ricas bendiciones del Espíritu Santo y las consecuencias finales de la sagrada plenitud del Espíritu Santo en el alma de los cristianos es imposible de exagerar. Además, resulta completamente imposible separar la vida, el placer, la luz, la pureza, el poder, la paz y muchas otras maravillosas bendiciones propias de la presencia del Espíritu benévolo.
El Espíritu Santo, como aceite sagrado, unge la cabeza de los creyentes, apartándonos para el sacerdocio de los santos y dándonos por gracia todo lo necesario para cumplir con nuestro llamado y nuestra posición. Como la única agua verdaderamente purificadora, él nos limpia del poder del pecado y nos santifica produciendo en nosotros ¨tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad¨ (Filipenses 2:13). Como luz, él primero nos revela que estamos perdidos y luego prosigue revelándonos al Señor Jesús a nosotros y en nosotros y nos guía en ¨el camino de la justicia¨ (Mateo 21:32). Por tanto, iluminados por sus rayos puros y celestiales, quienes antes éramos ¨oscuridad¨… ahora somos luz en el Señor¨ (Efesios:5-8). Como fuego, él no solo purifica y elimina la escoria de nosotros sino que hace que se encienda nuestra naturaleza consagrada. Él es la llama del altar del sacrificio donde podemos ofrecer todo nuestro ser como sacrificio vivo…agradable a Dios¨ (Romanos 12:1). Como rocío del cielo, él elimina nuestra aridez y fertiliza nuestra vida. ¡Oh, que en esta mañana él caiga de esta manera en nosotros, porque ese rocío temprano sería un bendito comienzo para nuestro día!
Como paloma, el Espíritu Santo, con sus alas de amor pacífico, cubre a su iglesia y a las almas de los creyentes, y como Consolador dispersa las preocupaciones y las dudas que alteran la paz de su amado pueblo. Ël desciende sobre sus escogidos como lo hizo sobre el Señor Jesús cuando se bautizó en el río Jordán (ver Mateo 3:16) y es testigo de nuestra condición de hijos al darnos un espíritu de familia gracias al cual podemos exclamar: ¨¡Abba! ¡Padre!¨ (Gálatas 4:6). Como el viento, él trae ¨hálito de vida¨ (Génesis 2:7) produciendo milagros transformadores por los que su creación espiritual obtiene la vida y el sostén.
Mi ruego a Dios es que hoy y cada día podamos experimentar su divina presencia.

Devocional 25-06-14: ¡PROCURA…! Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

 Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Más bien, crezcan en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
2 Pedro 3:18
Charles Spurgeon
¨Crezcan en la gracia¨no en algo de gracia sino en toda gracia. La raíz de toda gracia es la fe.  Confía en las promesas de Dios con más firmeza que nunca. Deja que tu fe crezca en plenitud, firmeza y sencillez.

Crezcan también en amor. Pídele a Dios que extienda tu amor y lo haga más intenso y práctico al punto de influir en cada pensamiento, cada palabra y cada acción.
Crezcan también en humildad. Procura pasar inadvertido y reconoce plenamente que no eres nada. Al mismo tiempo que creces ¨hacia arriba¨ donde pasarás momentos de mayor comunión con Dios por medio de la oración y disfrutarás de una intimidad más profunda con Jesucristo.
Que Dios el Espíritu Santo te capacite para crecer ¨en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador¨Si no creces en el conocimiento de Jesús te estás negando a ser bendecido. Conocerlo es ¨vida eterna¨(Juan 17:3) y crecer en el conocimiento de él es aumentar la felicidad. Si no anhelas conocer más a Cristo, entonces no lo has conocido todavía.Si has tomado un sorbo de este vino, desearás tomar más. Porque solo Cristo satisface, brinda tal satisfacción que tu apetito no se sacia sino que sencillamente se estimula.
Si conoces el amor de Jesús, ¨cual ciervo jadeante en busca de agua¨  (Salmo 42:1) también tu corazón jadeará buscando tragos más profundos del pozo del amor de Dios. No obstante, si no deseas conocerlo mejor, es porque no lo amas porque el amor siempre clama: ¨¡Más cerca! ¡Más cerca!¨
La ausencia de Cristo es el infierno, y la presencia de Jesús es el cielo. Nunca te detengas ni te conformes hasta que hayas logrado una intimidad cada vez mayor con Jesús. Procura saber más de él, conocer más de su naturaleza divina, de su humanidad, de su obra consumada, de su muerte, de su resurrección, de su siempre presente y gloriosa intercesión a nuestro favor, y de su futuro regreso como ¨Rey de reyes¨(Apocalipsis 17:14).
Aférrate a la cruz de Cristo e indaga en los misterios de sus heridas. Un amor creciente por Jesús y una comprensión más acabada de su amor por nosotros es una de las mejores pruebas de una vida que verdaderamente experimenta crecimiento espiritual en gracia.

Devocional 28-05-14: “Vamos a recibir misericordia” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

¿Qué ganamos con quedarnos aquí sentados, esperando la muerte?
2 Reyes 7:3
Charles Spurgeon
Querido lector, este libro fue concebido principalmente para la edificación de los creyentes, pero si aún no eres salvo, mi corazón anhela que creas y me gustaría mencionar algunas palabras que espero te sean de bendición.
Abre tu Biblia y lee la historia de los leprosos en 2 Reyes 7 y considera que su posición fue en gran medida la misma que tienes tú ahora. Si permaneces donde estás, es seguro que perecerás. Si acudes a Jesús, es probable que también mueras pero, recuerda el viejo dicho: Ël que nada arriesga, nada gana¨¿No es cierto que en tu caso tienes poco que arriesgar? Si decides permanecer en tu lugar, desahuciado y sin esperanzas, nadie tendrá lástima de ti cuando llegues a la ruina completa. Sin embargo, si vas a morir luego de procurar verdaderamente la misericordia (si esto fuera posible) serías objeto de compasión universal. Nadie que se niegue a mirar a Jesús escapa de la destrucción, y a la inversa, es probable que tengas relaciones que creen en él y son salvos. Entonces, si algunos de tus amigos han recibido misericordia, ¿por qué no tu?
Los ninivitas dijeron: ¡Quién sabe! Tal vez Dios cambie de parecer, aplaque el ardor de su ira, y no perezcamos.(Jonas 3:9). Actúa conforme a esa misma esperanza y pon a prueba la misericordia del Señor. Perecer es tan horroroso que si restara una única oportunidad, el instinto de autopreservación te haría estirar la mano para alcanzarla.
Hasta ahora estuve argumentando sobre la base de tu incredulidad, pero ahora quisiera asegurarte, de parte del Señor, que si lo buscas, te permitirá que lo encuentres. (1 Crónicas 28:9) Jesus dijo: Todos los que el Padre me da vendrán a mí; y al que a mí viene, no lo rechazo.(Juan 6:37) Si confías en él, no perecerás. Al contrario, hallarás un tesoro mucho más grande que los otros pobres leprosos que permanecen apiñados en su campamento desierto. Que su Espíritu Santo te conceda la osadía para acudir de inmediato a él sabiendo que no confiarás en vano.
Luego, cuando seas salvo, dedícate a desparramar las buenas nuevas. Tal como los leprosos lo expresaron en 2 Reyes 7. Hoy es un día de buenas noticias, y no las estamos dando a conocer. Si esperamos hasta que amanezca, resultaremos culpables. Vayamos ahora mismo al palacio, y demos aviso (v9). Da a conocer las noticias para unirte a la casa del Rey. Informa a tu pastor lo que has descubierto y luego proclama las buenas nuevas por donde vayas.
Quiera el Señor salvarte antes de que hoy se ponga el sol.

Leer el resto de esta entrada »

Devocional 30-04-14: “Sálvanos, Señor” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

a

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Salmo 12:1
Esta oración, en si, es extraordinaria dado que es breve pero oportuna, sincera y típica de David. Él estaba sufriendo por la falta de personas fieles, por lo que elevó su corazón en una oración ferviente. Al fallar la criatura, David acudió directo al Creador. Resulta evidente que él reconoció su propia debilidad, de lo contrario, no habría clamado pidiendo ayuda. No obstante, al mismo tiempo, seguía intentando permanecer activamente involucrado en la causa por la verdad, dado que la palabra ¨sálvanos¨carece de sentido si no hacemos nada.
Estas dos simples palabras de la oración, de David son directas, claras y muy diferentes a las largas y elaboradas plegarias de muchos cristianos profesantes que divagan mucho.El salmista va directo a su Dios con una oración bien pensada. Él sabe lo que busca y dónde puede hallarlo.
 
Señor, enséñame a orar de la misma bendita manera. 
 
Existen muchas ocasiones en las que se puede usar una oración como esta, como por ejemplo durante las pruebas y aflicciones providenciales en las que el creyente descubre que sus ayudadores lo han abandonado. Un estudiante de la Biblia que se enfrenta a un pasaje difícil puede obtener ayuda al elevar el clamor: ¨Sálvanos, Señor¨dirigido al Espíritu Santo de Cristo, el gran Maestro. Los que creen en la guerra espiritual interior pueden acudir al trono de Dios en busca de refuerzos, y esta sencilla oración bien puede servir de modelo para su solicitud. El pueblo de Dios involucrado en el trabajo extenuante puede usar esta oración para ¨hallar la gracia que nos ayude en el momento que mas la necesitamos¨(Hebreos 4:16). Y los pecadores que buscan ayuda con sus dudas y temores también pueden elevar la misma imperiosa oración. En todos estos casos, en todo momento y en todo lugar, esta breve oración será de utilidad al alma necesitada.
¨Sálvanos, Señor¨ le sirve tanto al que vive como al que murió, al que tiene trabajo y al desempleado, al que goza y al que sufre. Nuestra ayuda está en él por lo tanto, no dejemos de clamar a él.
La respuesta a la oración es segura si la ofrecemos con sinceridad por medio de Jesucristo, pues el carácter mismo del Señor nos confirma que no abandonará a su pueblo. Su relación con nosotros como Padre y Esposo nos garantiza su ayuda, tal como su regalo de darnos a Jesús, es una garantia de ¨todo lo bueno¨(Filemón 6). Y su promesa inquebrantable sigue firme: ¨No temas, yo te ayudaré¨(Isaías 41:13).
 

Devocional 27-02-14: “Revestidos del Poder de Dios” Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

 Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

….se fortaleció en fe.
Romanos 4:20
 Querido cristiano, cuida tu fe y siempre procura fortalecerla. Recuerda: es solo por fe que puedes recibir bendiciones, porque si deseas las bendiciones de Dios, 
nada puede hacerlas descender del cielo como la fe. La oración no puede, obtener respuestas del trono de Dios a menos que vengan a través de la oración ferviente de alguien que cree. La fe es el mensajero angelical entre tu alma y el Señor Jesús en gloria, y si ese ¨angel de fe¨ no está, tu oración no llegará al cielo, ni tampoco vendrá la respuesta a la tierra.
La fe es el medio de comunicación que Leer el resto de esta entrada »

Devocional 21-02-14: “La Luz de Jesus” – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

El Cordero es su lumbrera
Apocalipsis 21:23
 
Contempla con calma al Cordero como la luz del cielo. La luz en las Escrituras es símbolo de gozo.Y el gozo de los santos en el cielo consta de lo siguiente: Jesús nos escogío, nos amó, nos compró, nos limpió, nos vistió, nos guardó y nos glorificó. Por lo tanto, los santos están allí únicamente por el Señor Jesús, y cada una de sus obras debe ser para nosotros como un racimo de uvas del valle del arroyo Escol (Números 13:23)
La luz también es la causa de Leer el resto de esta entrada »

Devocional 29-01-14: Nacer de Nuevo – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Imagen

Tienen que nacer de nuevo
Juan 3:7
La regeneración es el verdadero fundamento de la salvación. Por lo tanto, debemos ser diligentes para saber con seguridad si hemos nacido de nuevo, ya que muchas personas creen que nacieron de nuevo y no es así.

Que te consideres un cristiano no te otorga la Leer el resto de esta entrada »

Devocional 23-01-14: El Pan de cada dia – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

 Imagen

Durante toda su vida Joaquín gozó de una pensión diaria que le otorgó el rey
2 Reyes 25:30
Joaquín no salió del palacio del rey con una provisión de mercaderías para varios meses sino que le dieron su parte diaria. En esta historia  se nos muestra la bendita posición de todo el pueblo del Señor. Una porción diaria es todo lo que realmente necesitamos. Leer el resto de esta entrada »

Citas Cristianas: Charles Spurgeon.

Imagen Posted on Actualizado enn

TU ERES LA LUZ DEL MUNDO.

Tu Eres la Luz del Mundo.

Devocional 21-01-14: Las Promesas de Dios – Hebreos 13:5 – Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

 Imagen

Si tan solo pudiéramos tomar estas palabras por fe, tendríamos un arma de conquista en nuestras manos.¿qué duda no se destruiría con esta espada de dos filos? ¿Qué temor no terminaría por caerse víctima de la herida mortal que le infligió una flecha del arco de las promesas de Dios? Leer el resto de esta entrada »

Devocional 15-01-14: ¿Donde perdiste la Comunion con Cristo ? Por Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

comunion-con-dios

Lo busquè, mas no lo hallè.

Cantares 3:1
Dime exactamente dònde perdiste tu comuniòn con Cristo y te dirè dònde  podrìas redescubrirlo.¿ Lo dejaste en el clòset, en lo que consideraste que era una oraciòn sin respuesta? Entonces tu clòset de oraciòn es donde debes buscarlo. ¿Acaso perdiste la comuniòn con Cristo por culpa del pecado?
Entonces la ùnica manera de encontrarlo es abandonar tu pecado y requisar con la ayuda del Espìritu Santo cualquier aspecto de tu vida o tu cuerpo en los que todavìa permanezca la lujuria por el pecado. ¿Dejaste a Cristo por desatender las Escrituras? Entonces debes hallarlo en Leer el resto de esta entrada »

Devocional 08-01-14: Dedíquense a la oración. Colosenses 4:2 – Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Image

Es interesante notar la gran porción de la Palabra sagrada de Dios dedicada al tema de la oración, ya sea dándonos ejemplos a seguir, exigiendo obediencia a su verdad o declarando promesas relacionadas con ella. Apenas abrimos la Biblia, nos encontramos con ¨Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del Señor¨(Génesis 4:26) y justo antes de acabar  el bendito libro, llega hasta nuestros oídos el ´amen´ (Apocalípsis 22:21) de una petición cargada de propósito.

Los ejemplos son inagotables. En este libro encontramos a un Leer el resto de esta entrada »

Citas sobre Avivamiento: Charles H. Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Image

Permite que tu corazón se convierta en un valle profundo y Dios hará que la lluvia descienda sobre él hasta que rebose.

Autor: Charles H. Spurgeon

Citas Cristianas: Charles H. Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Quien le sirve a Dios por dinero, es capaz de servirle al diablo por un mejor salario.
Autor: Charles H. Spurgeon