KEINIGER

Video Documental: Martin Lutero -Su Historia- Documental Completo

Posted on

Anuncios

Predicacion Textual: “Abramos los ojos para ver Milagros” Por Pastor Edgardo Eliseiry

Posted on Actualizado enn

PASTOR EDGARDO
“ABRAMOS LOS OJOS PARA VER MILAGROS”
  1. Propósito. ¿Cuál es la enseñanza de hoy?
AMADOS HERMANOS HOY VAMOS A HABLAR SOBRE UNO DE LOS TANTOS MILAGROS QUE JESÚS HIZO EN SU MINISTERIO TERRENAL, Y DEL MISMO VAMOS A TOMAR EL APROPIADO PRINCIPIO ESPIRITUAL QUE APLICAREMOS A NUESTRAS VIDAS, PORQUE LA BIBLIA ES, COMO BIEN SABEMOS, UNA PALABRA VIVA Y EFICAZ, COMO SEÑALA HEBREOS 4:12,  EFICAZ PORQUE ES INFALIBLE Y ACERTADA CIENTO POR CIENTO YA QUE NACE DEL CORAZÓN MISMO DE DIOS, QUIEN SABE A LA PERFECCIÓN LO QUE DEBEMOS OÍR EN CADA MENSAJE, LO QUE NECESITAMOS ESCUCHAR EN CADA PRÉDICA,  Y VIVA, PORQUE CUANDO LLEGA AL CORAZÓN HUMANO PROVOCA CAMBIOS EXTRAORDINARIOS.

Leer el resto de esta entrada »

Tweets Mario Keiniger: “Deja que Jesus sea Señor de tu Vida”

Posted on Actualizado enn

foto-mario-keiniger

Si el Señor Jesucristo vive en tu corazon,deja que Su Vida Abundante y con Proposito se manifieste con el Olor de Su Conocimiento.
Impacta a tu projimo dejando que Jesus viva su vida a traves tuyo. Recuerda que ya no vives tu,Cristo vive en ti tocando Vidas y Dando Vida.

Devocional 22-10-14: Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. – Por Charles Spurgeon

Posted on

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Romanos 10:9
La confesión de boca es necesaria. ¿La he hecho yo? ¿He manifestado públicamente mi fe en Jesucristo como el Salvador a quien Dios resucitó de los muertos? ¿Lo he
hecho como Dios manda? A esta pregunta yo mismo debo responder con toda sinceridad.
También se necesita fe en el corazón. ¿Creo sinceramente en Jesús resucitado? ¿Confío en Él como en mi única esperanza de salvación? ¿Brota de mi corazón esta confianza? La respuesta debo darla en la presencia de Dios.
Si en verdad puedo responder afirmativamente que he confesado a Cristo y he creído en Él, soy sal
vo. . . El texto no dice que podría ser así. Su afirmación es categórica y tan evidente como el sol que brilla en los cielos: «Serás salvo».
Como creyente y confesor, puedo poner mi mano sobre esta promesa y presentarla delante de Dios, ahora, durante mi vida, en la muerte y en el día del juicio.
Debo ser salvo del castigo del pecado, del poder del pecado, de la mancha del pecado y por último, del pecado mismo. Dios ha dicho: «serás salvo». Lo creo. Seré salvo.
Soy salvo. ¡Gloria a Dios por siempre jamás!
TOMADO DEL LIBRO: LIBRO DE CHEQUES DEL BANCO DE LA FE – CHARLES SPURGEON

Versiculos Biblicos del Dia 22-10-14: Efesios 3:14-17 – Nueva Traduccion Viviente

Posted on

BIBLIA

Efesios 3:14-17 Nueva Traducción Viviente (NTV)
14 Cuando pienso en todo esto, caigo de rodillas y elevo una oración al Padre,[a]
15 el Creador de todo lo que existe en el cielo y en la tierra.
16 Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu.
17 Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes.

Recursos Ministeriales: Las Funciones del Ujier en la Iglesia.

Posted on

Propósito de la lección: Enseñar a los ujieres cuáles son sus funciones, deberes y responsabilidades, qué se espera de ellos y cual debe ser su actitud hacia los demás, hacia el culto y hacia sí mismo.
El error más grave que puede cometer un ujier en la iglesia es la desatención. Se distrae, olvida el orden del culto, se le pasan los detalles convenidos, no se escuchan las instrucciones del líder de ujieres, se pasan por alto las necesidades de las personas, y la calidad y eficiencia del ujier desciende a cero cuando su mente divaga. El consejo de Pablo incluye a los ujieres cuando dice: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres… porque a Cristo el Señor servís” (Col 3:23, 24). El ujier requiere la misma concentración que el pastor, el músico, el que dirige el culto o el maestro de la Escuel Dominical. El ujier está para servir a las personas prestando ayuda individual. La responsabilidad del ujier comienza antes del culto. Como responsables de guardar las puertas de la Casa de Dios, deben ser puntuales y tendrán la responsabilidad de abrir las puertas del local de la iglesia con antelación suficiente a la hora de comienzo del culto y de cerrarlas una vez concluído el mismo y después de adecentar y ordenar el local.
En este Ministerio hay TRES ÁREAS DE CONCENTRACIÓN: 

Leer el resto de esta entrada »

Devocional 21-10-14: “Es Tiempo de Cerrar la Puerta”

Posted on

descarga (3)
“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mateo 6:6).
La voz de Dios es oída por aquellos que se encuentran con Él en el lugar secreto de oración. Dios es muy cuidadoso con quién habla. Sólo lo hace con aquellos que aprecian tanto Su voz, que se encierran y dejan todo el mundo afuera, para estar con Él y esperar en Él.

Dios nos dice: “Si quieres oír Mi voz, enciérrate en el lugar secreto de oración. Ora a Mí en lo secreto y Yo te recompensaré”. Los ajetreos, deseos indebidos, codicias y ansiedades ahogan la voz de Dios. Jesús nos dejó una advertencia acerca de llegar a estar demasiado ocupados para detenernos y escuchar Su voz. En la parábola del sembrador, “la Palabra” es Su voz: “Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa” (Marcos 4:18-19).

Me temo que algunos de los que están leyendo este artículo han estado ahogando la voz de Dios. Acá, “Ahogar”, significa “saturar” o “sofocar” Su voz. Alguna vez, Dios te habló claramente y fue de sumo gozo. Todavía amas a Dios, pero tienes cada vez menos tiempo para Él. Tus ocupaciones, ahora te llaman; ¡tus riquezas, tus preocupaciones, tus problemas y todas las otras cosas que consumen tu tiempo! Ahora la voz de Dios se ha opacado. Él te está llamando, te está pidiendo, te está amonestando: “Si continúas así, ¡terminarás ahogando totalmente mi voz en ti!”

Puedes llegar a estar tan ocupado, tan angustiado por los problemas y preocupaciones, que no servirá de nada escuchar Su voz porque no podrás prestar oído. Jesús dijo que se haría infructuosa. (Versículo 19).

“[Pero] éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno” (Marcos 4:20).

TOMADO DE LA WEB DE DAVID WILKERSON