DAVID WILKERSON

Devocional: Convertios a mi – Por David Wilkerson

Posted on Actualizado enn

WILKERSON

 “Por eso…dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia” (Joel 2:12-13).  

Leer el resto de esta entrada »

Devocional: Obteniendo Autoridad Espiritual – Por David Wilkerson

Posted on

Cuando los discípulos no tenían poder contra el enemigo, Jesús les dijo que el poder sobre Satanás sólo viene orando y ayunando. ¿Por qué? Yo creo que es porque el Señor necesita tiempo para trabajar en nuestro hombre interior. Él desea que nuestro corazón esté completamente en armonía con Él. Simplemente no podemos obtener ninguna autoridad sin tener comunión habitual con Jesús. Leer el resto de esta entrada »

Devocional: El Comienzo del Avivamiento – Por David Wilkerson

Posted on Actualizado enn

 Avivamiento

El comienzo de un verdadero avivamiento viene cuando en grupo de creyentes piadosos toma la carga del Señor por una iglesia o por una ciudad atrapada en pecado. Este grupo piadoso ayuna y ora, rogándole a Dios que comience la edificación de los muros y las puertas que protegerán a Su pueblo de todo enemigo.

Leer el resto de esta entrada »

Reflexion: Pongale su corazon – Por David Wilkerson

Posted on Actualizado enn

david_wilkerson

Dios no acepta de nadie servicio hecho de mala gana. “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” (Colosenses 3:23). De corazón significa, “con todo tu corazón – todas sus fuerzas, todo lo que hay dentro de ti.”
Pablo escribe, “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad [sin deseo]…” (2 Corintios 9:7). El apóstol hace una aplicación doble sobre este tema de dar: tiene que ver con nuestras ofrendas financieras – ¡y de dar nuestras propias vidas al trabajo del Señor! 

Leer el resto de esta entrada »

Devocional: El Verdadero Avivamiento – Por David Wilkerson

Posted on Actualizado enn

 2910_3
Recientemente, cuatro adolescentes me dijeron: “El año pasado usted predicó en nuestra iglesia y en aquel entonces estaba muerta. Así que, nosotros cuatro empezamos una reunión de oración sólo para nosotros. Queríamos arreglar cuentas con Dios, arrepentirnos y estar en fuego por Jesús. Nuestro grupo se incrementó hasta diez y ayudamos a otros estudiantes a encontrar la salvación. Ahora invitamos al pastor y a los diáconos a orar con nosotros. ¡Verdaderamente vemos que la iglesia ha cambiado, ahora!”. 

Leer el resto de esta entrada »

Devocional: “Que El sea todo para ti”

Posted on Actualizado enn

Hace años me paré frente al altar al lado de mi esposa, cuando oí a mi padre (quien era el ministro) pedir a Gwen: “¿Quieres que David sea tu esposo legítimo?”. Intercambiamos votos, cada uno dijo: “Sí, acepto”. Gwen me ha amado de mil maneras diferentes, pero nunca mejor, nunca más que cuando me dejó de ser el hombre de la casa. Tomó un tiempo antes de que ella se hiciera a un lado y me dejara hacer lo que el “marido” debía hacer, sobre todo porque yo no soy en realidad tan mecánico. Pero ella, con mucha táctica, aprendió a alentarme para cumplir este papel.
Dios pretendió que el esposo y su esposa reflejaran Su relación con nosotros, Su novia: “Porque tu marido es tu Hacedor” (Isaías 54:5). Somos “una esposa ataviada para su marido” (Apocalipsis 21: 2). Pero Jesús no es como un esposo terrenal. Cuando Él dice “Sí, acepto”, ¡Él tiene toda la potestad y la gloria para verlo realizado! Tú puedes encontrar los votos de amor del Señor para con Sus amados, a lo largo de toda Su Palabra.

Nuestro amor por Él se apropia de ello, descansa en ello y deja que Jesús sea nuestro Dios. Estos son algunos de los votos que Dios les ha hecho a todos los que Le entregan su amor y lealtad:

“Yo llevaré, yo soportaré y guardaré” (Isaías 46:4). “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz…? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti” (Isaías 49:15). “Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Isaías 55:7). “Le sanaré, y le pastorearé” (Isaías 57:18). “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído” (Isaías 65:24). “Porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré” (Hebreos 13:5).

Jesús es nuestra justicia, nuestra salud, nuestra liberación, nuestra roca de salvación, nuestro pan de cada día, nuestro consolador, nuestro proveedor, nuestro alto refugio, nuestra defensa, nuestra luz, nuestro gozo, nuestra paz: ¡Nuestro todo en el tiempo de la necesidad! Deja que Él sea tu Dios. No luches tratando de arreglar las cosas por ti mismo. ¡Demuéstrale que tú confiarás en Su poder!

TOMADO DE LA WEB DE DAVID WILKERSON