ESTUDIOS BIBLICOS

Versiculos Biblicos para Recibir Nuevas Fuerzas de Dios en tu Vida.

Posted on Actualizado enn

Fuerzas

Isaías 41:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)

10 No tengas miedo, porque yo estoy contigo;
    no te desalientes, porque yo soy tu Dios.
Te daré fuerzas y te ayudaré;
    te sostendré con mi mano derecha victoriosa.  

Leer el resto de esta entrada »

Estudio Biblico: Jesus es Dios – Por Y Jesus-español

Posted on

unico-Dios-verdadero
Muchos están dispuestos a aceptar a Jesucristo como un buen hombre, o un gran profeta, pero sostienen que Jesús nunca dijo ser Dios. Los que niegan el punto de Jesús deidad a cabo las escrituras que respaldan su creencia de que Jesús nunca la intención de ser adorado como Dios.
La evidencia, sin embargo, indica que desde el tiempo de los apóstoles, Jesús fue adorado como Señor.[1] Después que los apóstoles murieron, varios líderes de primer y segundo siglo la iglesia escribió de la deidad de Jesús. Finalmente en el año 325 dC el liderazgo de la iglesia articulado la creencia de que Jesús es plenamente Dios.

Leer el resto de esta entrada »

Estudio Biblico: El Fruto del Espiritu Santo – Por Lic. Augusto Soria Guerra

Posted on

Fruto-Espiritu

EL FRUTO DEL ESPIRITU SANTO – GALATAS 5:22-23
Fruto
Diferencia del fruto del espíritu y las obras de la carne
El fruto del Espíritu Santo
Amor
Paz
Paciencia
Benignidad
Bondad
Fe
Mansedumbre
Templanza
Conclusión
FRUTO
En términos generales se refiere a todo producto que obtiene de la tierra, especialmente designa a las plantas y al fruto de estos, frecuentemente se usa la palabra en sentido figurado. Cristo espera que su iglesia y sus seguidores lleven mucho fruto. (Juan. 15:2).
También significa “Las virtudes Cristianas”, actitudes y acciones, en el feliz resultado que esta en oposición a las obras de la carne. Es aquel que el Espíritu Santo “Produce en aquellos que le obedecen.
En Mateo.7:16.- se menciona el reclamo de buenos frutos, así como las expresiones visibles de la concupiscencias soterradas, son las obras de la carne, de la misma manera el PODER INVISIBLE DEL ESPIRITU SANTO” se da en aquellos que son traídos a una unión vital con Cristo. (Jn.15:2-8.16), produce el fruto del Espíritu, la forma singular es sugerente de que en ellos se reproduce la unidad del carácter del Señor, todo ello es un traste con las confusas y frecuentes incoherentes obras de la carne.
DIFERENCIA DEL FRUTO DEL ESPÍRITU Y LAS OBRAS DE LA CARNE
El apóstol pablo menciona dos aspectos diferentes en cuanto a las obras de la carne y el fruto del Espíritu los cuales son: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza,(Gal.5:22,23).Tanto la carne (Pasiones pecaminosas del alma humana)la persona que viene a Cristo su espíritu es todo cambiado o purificado su alma por la gracia del Espíritu Santo.
Buenos frutos significa: Producción selecta, árboles de buena fructificación.
Después de la conversión la vida del creyente debe estar regida por el Espíritu Santo de tal manera que el fruto del Espíritu es distinto de la vida pasada como irredento.
La conversión opera una especie de muerte hacia las cosas de este mundo, al grado de que la personas desprecia todo lo que en el hay, para poder alcanzar mas de lo de Dios. Es de esta manera como se logra ser dirigido por el Espíritu Santo y como se manifiesta el fruto del Espíritu en nuestras vidas.
EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO
A continuación desarrollamos las características del fruto del Espíritu Santo, muchas veces sea malinterpretado estas virtudes y el poder invisible del Espíritu, pensando que las manifestaciones se dan por separado en la vida del creyente, las características están unidas y van juntos como una esencia en el cristiano, si alguno dice tener Amor debe manifestar el gozo, si existe gozo debe haber paz, y si hay paz debe manifestar benignidad…etc., en otras palabras manifestar todos estas características, ninguno debe carecer en su vida, si es que el Espíritu Santo mora en la vida del creyente todo se va a notar por que el Espíritu Santo no se manifiesta por medida (Jn.3:34). Así como todo es completo el fruto del Espíritu es completo para perfeccionarlos, es por ellos que no hay acusación alguna o no hay ley (Gal 5.23), pero si uno de estos falta es que por que el Espíritu Santo no mora en el creyente. Ningún árbol bueno puede producir malos frutos, todos son bueno. (Mt.7:17) si hay un indicio de la obras de la carne no ha nacido de nuevo. Los frutos son los siguientes:

Leer el resto de esta entrada »

Estudio Biblico: “12 Principios de la Ley del Reino de Dios” Por Pastora Liliana Spetrilli

Posted on Actualizado enn

maxresdefault
ESTUDIO SOBRE LOS DOCE PRINCIPIOS DE LA LEY DEL REINO DE DIOS
1 – LEY DE RECONOCIMIENTO. Lo que no somos capaces de reconocer lo perdemos. (2 Reyes 13:18-19) “Y le volvió a decir: Toma las saetas y luego que el rey de Israel las hubo tomado dijo: Golpea la tierra. Y él la golpeó tres veces y se detuvo. 19. Entonces el varón e Dios, enojado contra él, le dijo: Al dar cinco o seis golpes, hubieras derrotado a Siria hasta no quedar ninguno; pero ahora solo tres veces derrotarás a Siria”. Reconoce por fe que lo que dice la Palabra de Dios que debas hacer y no lo hagas lo perderás.
2 – LEY DE RESTITUCION. Devolución de lo que se había perdido. (2 Reyes 8:6) “Y preguntando el rey a la mujer, ella se lo contó. Entonces el rey ordenó a un oficial, al cual dijo: Hazle devolver todas las cosas que eran suyas, y todos los frutos de sus tierras desde el día que dejó el país hasta ahora.” Dios premió a la Sunamita por su fe y fidelidad. Creyó contra esperanza de que la promesa de Eliseo que era un tipo de Cristo de aquella época, no podía fallar, si le había prometido un hijo, este no podía haber muerto y así fue que Eliseo lo resucitó. (2 Reyes 4:35-38) (Joel 2:25) Promesa de restitución.

Leer el resto de esta entrada »

Estudio Biblico: “El significado de las Puertas Destruidas – La Restauracion Total – Por Pastora Liliana Spetrilli

Posted on Actualizado enn

mapa puertas

En el libro de Nehemías este varón de Dios vuelve de la cautividad a Jerusalén para reconstruir la muralla fortificada y sus puertas que habían sido destruidas cuando el pueblo de Judá fue llevado prisionero a Babilonia.
El primer paso que da Nehemías es hacer una recorrida a caballo por la ciudad destruida en la soledad de la noche, Este muro casi destruido tenía diez puertas con sus cerrojos, que habían sido quemadas. Rodeaba la ciudad de Jerusalén. Por lo tanto, entre puerta y puerta había una distancia de varios kilómetros. El muro debía ser restaurado a lo alto y a lo ancho y volver a hacer las puertas con sus cerrojos colocándolas nuevamente.
Todo esto es la observación de los hechos, pero quiero interpretar lo que significa para un creyente: Restauración. Restaurar significa volver a ser lo que era en su principio.
Los que volvieron a la tierra después de setenta años de cautiverio venían con una profunda necesidad: volver a ser lo que Dios quiso que fueran desde un principio. Y COMENZARON, COMO ADVERTIMOS, POR EL CORAZON DE LAS COSAS. Trabajando desde adentro hacia afuera. No comenzaron levantando los muros, ni tampoco edificando el templo. Primeramente edificaron el Altar de Dios. No había otro modo para encontrar de nuevo la comunión original-. Hay muchos fracasos y pecados para dejar atrás. Hoy necesitamos también una restauración, Hay muchos altares caídos y debilitados, muchas murallas derribadas. Recorramos nuestro templo interior. ¿Esta allí el fuego del Espíritu Santo? ¿Cómo hacer para acarrear fuera los escombros? ¿Cómo están las defensas? Todo debe comenzar con el verdadero arrepentimiento y el perdón de Dios, no importa cuanto tiempo pasó desde que aceptaste a Jesucristo como tu Salvador personal.
De esta manera volverá a reverdecer nuestro espíritu convirtiéndonos en una morada preparada para Dios.
Comencemos por la Puerta de las Ovejas, la que servía para que entrasen los animales para sacrificios. Nosotros tenemos el sacrificio del Cordero de Dios sin pecado que murió en la cruz por nosotros, llevando EL en esa cruz todos los pecados del mundo y todas nuestras enfermedades.
Nuestro primer sacrificio es crucificar el ego. Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes. No podemos salvarnos a nosotros mismos sino matamos el orgullo.
La Puerta del Pescado. Los peces tienen mucho que ver con el andar de Cristo en esta tierra. El le dice a Pedro que debía ser pescador de almas. Nosotros también somos sus discípulos y echamos nuestras redes de amor, de consolación y somos la luz del mundo para los que estén en tinieblas hablando de la resurrección de Cristo y su poder salvador, sanador y restaurador.
La Puerta Vieja. Es la puerta de la única verdad desde antes de la fundación del mundo. Yo soy el camino la verdad y la vida, y nadie viene al Padre sino es por mí. (Juan 14:6) La Puerta de la Verdad antigua, la única en la que debemos apoyarnos. Entrar y salir por El. Jesús es la Puerta.
La Puerta del Muladar. Por ahí se sacaba la basura. Debemos mantener nuestra alma y corazón limpios, sin pecado, perfeccionándonos en la santidad y el temor de Dios. El pecado oculto produce enfermedad. Recordemos en el capítulo 7 del libro de Josué. Este había ordenado a su pueblo que no se quedaran con nada del botín del enemigo, pero Acán escondíó en su tienda un manto babilónico y oro por codicia. La consecuencia fue que todo el pueblo sufrió una gran derrota en Hai muriendo mucha gente por el pecado de un solo hombre. Jehová le dijo a Josué que Acán y toda su familia debían ser destruída por su desobediencia-. Realmente necesitamos arrepentimiento y restaurar el pecado por nosotros mismos y nuestra familia.
La Puerta de la Fuente. Dijo Jesús a la mujer samaritana en Juan 4 “El agua que yo te daré de beber es una fuente que salta para vida eterna. Esta puerta estaba al final del estanque de Siloe, el cual estaba en la ciudad del rey David. Siloe significa el enviado y tiene mucho que ver con el Señor Jesucristo quien fue enviado por el Padre Celestial.
La puerta de las Aguas. Símbolo de la Palabra de Dios. Era la única parte del muro que no tenía que repararse. El Señor dijo “Los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. La Palabra es el mismo Jesucristo. El es el Verbo hecho Carne. ”En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.” (Juan 1:1)
.
La puerta de los Caballos. Por aquí pasaban estos animales con los cuales las personas se dirigían de un lado a otro. También en diversos lugares se los compara con la fuerza. En Apocalipsis a la apertura de cada sello hay cuatro caballos en el capítulo 6. El blanco, salió venciendo para vencer, el bermejo, simboliza la guerra, los conflictos, el negro, significa la escases, el hambre, y el cuarto, el amarillo, la muerte.
La Puerta del Valle. Esta puerta es la puerta del valle de la esperanza. Así dice en Oseas 2:15 cuando le promete a la mujer adúltera, comparada con el pueblo de Israel que si se arrepiente y regenera le dará el valle de Acor, que quiere decir aflicción en extremo, por puerta de esperanza. Y nunca más lo llamará Baalí, amo, sino Ishi, esposo. Esta es la promesa de las Bodas del Cordero, la unión de la Iglesia, la Novia, con el Esposo, Jesús, para toda la eternidad.
La Puerta del Oriente. Esta era la puerta del Amanecer, Se abría y solo se veía el sol cuando se asomaba y llegaba al cenit. Esa puerta es la que necesitamos tener todos abierta en nuestra vida para respirar el aire puro de la gracia de Dios. Un nuevo amanecer es renacer a una vida limpia, sin pecado. Esto ocurre cuando nos arrepentimos y aceptamos a nuestro Señor Jesucristo como Salvador de nuestra vida. Cuando salimos del momento más oscuro, es ahí cuando comienza a brillar la luz de Cristo, nuestro Sol de Justicia.
La Puerta del Juicio. En la Palabra de Dios hay referencias diversas con respecto y justicia están juntos cuando se refieren a Dios. Lo esencial es saber que el Señor Jesucristo es nuestro Juez máximo y solo nos debe importar que el juicio que El nos haga esté de acuerdo a su justicia. No hay otra.
Nuestro Restaurador , el Edificador de su Iglesia, Jesús, está con nosotros Su sangre, su perdón,, su gozosa energía, su amor, sus poderosas manos están extendidas sobre nosotros, los que tenemos la profunda necesidad de su restauración. Por lo tanto, edifiquémonos, levantémonos abriendo la puerta del amanecer todos los días de nuestra vida.
PASTORA LILIANA SPETRILLI