DEVOCIONALES

Devocional: El Dió Dones – Por Pr. Gary Wilkerson

Posted on Actualizado enn

photo3514-300x300

“Cuando [Jesús] ascendió a lo alto, se llevó consigo a los cautivos y dio dones a los hombres” (Efesios 4:8, NVI).

¡Piénsalo! Cuando entregamos nuestras vidas a Jesús y a la obra que hizo por nosotros en la cruz, nos dio dones – a cada uno de nosotros. Así que a través de la cruz tenemos acceso no sólo a nuestro perdón o a nuestra justicia o a ser aceptados dentro de la familia de Dios. Estos dones de Jesús a su iglesia son regalos poderosos y asombrosos.     

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Devocional: Cuando Dejamos de Congregarnos (Parte 5) -Presentes pero Ausentes – Por Pr.Mario Keiniger

Posted on Actualizado enn

foto-mario-keiniger-2

cuando-dejamos-de-congregarnos1

Juan 20:3-5 (NTV)

Pedro y el otro discípulo se dirigieron a la tumba. Ambos iban corriendo, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero a la tumba. Se agachó a mirar adentro y vio los lienzos de lino apoyados ahí, pero no entró.    Leer el resto de esta entrada »

Devocional: Una Promesa Increible – Carter Conlon

Posted on Actualizado enn

El Salmo 37:25 es una promesa increíble para aquellos de nosotros que hemos sido designados para vivir en un momento de la historia que esta en contra de los cristianos! “Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan”. El justo nunca ha sido desamparado, ¡y te aseguro que no vas a ser la excepción! 

Leer el resto de esta entrada »

Devocional: Su Presencia Manifiesta – Por David Wilkerson

Posted on

 DWpicblog (1)

Muchos están familiarizados con el pasaje donde Pablo iguala el matrimonio a la relación entre Dios y la iglesia: “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia” (Efesios 5:31-32).   

Ahora nota lo que dice Isaías: “Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado” (Isaías 54:5). ¿Quién es el Hacedor aquí? Es Cristo, el creador del cielo y la tierra. E Isaías nos dice que Él es nuestro esposo. Sin embargo, la esposa se ha separado de su esposo: “Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír” (Isaías 59:2).

¿Dónde vemos esta separación hoy entre la iglesia y Dios? La veo más obviamente en las principales iglesias famosas. Pero también la veo en el evangelio de “pedal suave” de las iglesias post modernas. Es evidente que ha habido una separación de la presencia manifiesta de Dios. Ciertamente, ha sucedido justo como Jesús y Pablo profetizaron. Muchos se han convertido en amantes de placeres más que de Dios, teniendo una forma de religión sin poder, despreciando el Evangelio de sus padres, echando abajo las antiguas señales de moral, cambiando la Palabra infalible de Dios para moldearla a los tiempos.

Te desafío a ir a cualquier ciudad, de iglesia en iglesia de cualquier convicción evangélica. Trata de encontrar una donde reconoces la temible y manifiesta presencia de Jesús, donde encuentras Su convicción que derrite corazones. Cuando el Señor está verdaderamente presente, lo reconoces, sea en los cánticos, la predica o la coinonía. Algo conmueve tu alma y produce asombro y reverencia. En mi experiencia, esto es rara vez encontrado.

No estoy condenando a las iglesias modernas de hoy en día; Dios me libre. Pero que el Señor nos ayude si no tenemos Su presencia manifiesta en estos últimos días. Y a causa de la falta de determinación de tales iglesias, Él ha tenido que esconder Su presencia de ellos por un tiempo.

 

 

Devocional: El Amor que Jesus Describe – Gary Wilkerson

Posted on

photo3514-300x300

 “Esto os mando: Que os améis unos a otros” (Juan 15:17).

¿Cómo se siente practicar la clase de amor que Jesús describe? El apóstol Pablo nos ayuda, al mostrarnos qué pasa cuando no practicamos esta clase de amor. En su carta a los gálatas, Pablo presenta dos clases de pecado. Por un lado, él identifica los pecados graves, los que asociamos a conductas externas, tales como pecados sexuales o consumo de drogas. Pero él también presenta un segundo tipo de pecado, el pecado relacional, y nos muestra cómo es de mortal y destructivo. El pecado relacional afecta nuestra alma llevándola a profundidades que nunca habríamos imaginado. Esto tiene un horrible efecto no sólo en nuestro testimonio al mundo, sino también en las partes más profundas de nuestro ser y se propaga a los que nos rodean.  

Pablo trae esto a la luz en la iglesia de Corinto para señalar un problema muy evidente: Las divisiones entre ellos. “Pues me temo que cuando llegue, no os halle tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no queréis; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes” (2 Corintios 12:20). Nota la palabra final en esta lista: desorden. Esta es una indicación de que el pecado relacional está actuando. 

Cada una de las cosas que Pablo menciona aquí, tiene que ver con fallar al amor, con el que Cristo amó. En estos términos, es fácil ver cómo el amor no puede ser tan sólo un gesto sentimental. Es una batalla que debe ser peleada y las armas que levamos son el perdón, la gracia, la misericordia y la justicia.

Uno de los conflictos de los Corintios tenía que ver con la enseñanza que ellos aceptaban. Algunos decían que sólo seguirían las instrucciones de Pedro, mientras que otros seguirían las de Pablo. Pablo tuvo que decirles: “No puedo tratarlos como a personas maduras mientras estén en esta condición. Es carnal. Están actuando por medio de su carne”.

La palabra griega que Pablo usa para “carne” indica la piel o el tejido graso del cuerpo. Pero por supuesto, Pablo está describiendo la condición de sus almas. Él está diciendo a los corintios que ellos están atrapados en una forma de vida esclavizada a las cosas terrenales en lugar de estar caminando en una vida llena del Espíritu.

Pero, como Jesús y Pablo señalaron, rehusarse a amar, aún al nivel más mundano de amor, tiene grandes consecuencias, llevando al dolor, a la alienación y al pesar. Las contiendas en las relaciones usualmente terminan afectando un gran círculo de amigos o familiares. Con el tiempo, se puede extender a una comunidad entera, como Pablo lo señaló entre los corintios. Amar como Jesús ama, incluso en lo que parezca sin importancia, no es una opción, sino una disciplina espiritual.

 

 

 

Devocional: Solamente el Espiritu Santo – Pr.Jim Cymbala

Posted on Actualizado enn

CIMBALA

Recordemos cómo uno llega a ser cristiano. Antes de que una persona pueda sentir la necesidad de Jesucristo como salvador, esa persona debe primero estar convencida de pecado. “Y cuando él [El Espíritu] venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:8). El Espíritu Santo nos muestra nuestro pecado y nuestra necesidad de un Salvador. Eso es lo que todo creyente experimenta en su conversión a Cristo.    Leer el resto de esta entrada »

Devocional: Convertios a mi – Por David Wilkerson

Posted on Actualizado enn

WILKERSON

 “Por eso…dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia” (Joel 2:12-13).  

Leer el resto de esta entrada »