CITAS SOBRE AVIVAMIENTO

Cita sobre Avivamiento: Billy Graham

Posted on Actualizado enn

graham

“Todo Avivamento que ya aconteció en la historia del mundo o en la historia de la iglesia, dio gran énfasis a la santidad  de Dios.”
Autor: Billy Graham

Citas sobre Avivamiento: A. W. Tozer

Posted on

TOZER

El corazón descuidado pronto será un corazón invadido con pensamientos mundanos; la vida descuidada pronto llegará a ser un caos moral; la iglesia que no es protegida celosamente por la intercesión poderosa y labores sacrificiales antes de mucho tiempo llegará a ser una morada de todo pájaro malo y el escondite para la corrupción insospechada. El desierto con insinuarse pronto tomará esa iglesia que confía en sus propias fuerzas y se olvida de velar y orar”.
A. W. Tozer

Citas sobre Avivamiento: Dr. A.T. Pierson

Posted on Actualizado enn

avivamiento
Desde el día de Pentecostés no ha habido ningún gran despertamiento espiritual, en ningún país, que no haya empezado en una unión para la oración, aunque fuera solamente de dos o tres. Ni el despertamiento ha continuado después que se han terminado las reuniones de oración.
Dr. A. T. Pierson

Citas sobre Avivamiento: Roberto Hall

Posted on Actualizado enn

La oración es el remedio soberano.
Roberto Hall

Citas sobre Avivamiento: E.M. Bounds

Posted on Actualizado enn

La causa de Dios está encargada a los hombres. Dios mismo confía en los hombres. Los hombres de oración son los vicerregentes de Dios, que hacen su obra y llevan adelante sus planes.
E.M. Bounds

Citas sobre Avivamiento: María Warburton Booth

Posted on Actualizado enn

Que Dios me diera un corazón cargado,
infundido con la pasión de orar
Por los que, sumergidos en pecado,
No pueden Sus riquezas alcanzar.
¡Quién me diera un alma semejante
A la de Cristo, mi fiel Salvador,
Que en total agonía estuvo orando
Por los otros! ¡Oh, dame un corazón,
Padre mío, cargado por los otros!
Anhelo, Padre amado, tal pasión
Que derramar mi corazón por los perdidos
Anhele yo; y aun vida, ¡fiel Señor!
Que sepa orar, sí, cueste lo que cueste.
Enséñamelo, Señor, por compasión.
Enséñame tú mismo este secreto.
Estoy sediento de aprender esta lección. Anhelo, Jesús mío, que lo hagas. ¡Padre, este favor pido de
Ti:
Que se revele Tu Espíritu en mí!
María Warburton Booth