BIOGRAFIAS

Preguntas Frecuentes: “¿Enseña la Biblia sobre el pecado mortal y venial?” Por Gotquestions.org

Posted on

banner-preguntas-frecuentes

La Iglesia Católica Romana clasifica el pecado en dos categorías, el pecado mortal y el pecado venial. El asunto del pecado como la Biblia enseña, es uno de los aspectos más fundamentales para entender la vida con Dios y lo que significa conocerlo a Él. Mientras caminamos a través de esta vida, debemos saber cómo responder bíblicamente a nuestro propio pecado y las manifestaciones de la pecaminosidad de la raza humana con que nos encontramos momento a momento, y día con día. Las consecuencias de no tener una comprensión bíblica del pecado, o el no responder al pecado de acuerdo a ello, son devastadoras y más allá de las palabras. Un entendimiento incorrecto del pecado puede resultar en una eternidad separados de Dios en el Infierno. Pero ¡alabado sea el glorioso Nombre de nuestro Dios y Salvador Jesucristo! En Su Santa Palabra, Dios ha mostrado plenamente lo que es el pecado, cómo nos afecta personalmente, y lo que es una respuesta apropiada a él. Sin embargo, mientras tratamos de comprender el concepto del pecado mortal y venial, busquemos la respuesta final en la toda suficiente Palabra de Dios. Leer el resto de esta entrada »

Biografias de Grandes Cristianos: Hudson Taylor

Posted on Actualizado enn

Imagen

PADRE DE LA MISIÓN EN EL INTERIOR DE LO CHINO 1832 1905
Santiago Taylor se había levantado temprano, de madrugada. Había llegado, por fin, el anunciado y tan anhelado día de su casamiento; el joven se ocupaba de arreglar todo para recibir a su novia en la casa que irían a ocupar. Mientras trabajaba, estaba meditando sobre los acontecimientos recientes que habían ocurrido en la aldea.
Dos familias, la de los Cooper y la de los Shaw, se habían convertido e invitaron a Juan Wesley a que predicase en la feria. El anciano predicó sobre “La ira venidera” de tal manera, que el pueblo desistió de su amarga persecución, dejando al intrépido orador que se hospedase en la casa del señor Shaw. Mientras Santiago preparaba la casa para la llegada de la novia, se escuchaba la voz de la vecina, la señora de Shaw, que estaba cantando. Recordó entonces de cómo ella, meses antes, pasaba todo el tiempo en cama, gimiendo día tras día por causa de su reumatismo que la había dejado imposibilitada. Pero cuando “confió en el Señor”, como ella dijo, para su cura inmediata, muy grande fue su transformación.
Asimismo, indecible fue la sorpresa de su marido cuando Leer el resto de esta entrada »

Biografias de Grandes Cristianos: Jonatan Goforth

Posted on Actualizado enn

Imagen

“Con mi Espíritu” 1859-1936
Cierto día del año 1900, en Changte, en el interior de la China, pasó un correo galopando velozmente. Llevaba un despacho de la emperatriz al gobernador, ordenándole que tomase medidas para exterminar, inmediatamente, a todos los extranjeros. En aquella horrible masacre que siguió, Jonatán Goforth, su esposa e hijos pequeños, fueron cercados por millares de
bóxers, determinados a quitarles la vida.
El padre de familia, al caer al suelo, víctima de un tremendo golpe que casi le partió el cráneo, oyó una voz que le decía: “¡No temas! ¡Tus hermanos están orando por ti!” Antes de quedar inconsciente, vio que llegaba a galope un caballo que amenazaba atropellarlo. Al volver en sí, vio que el caballo había caído a su lado, pataleando de tal manera que sus atacantes fueron obligados a desistir del propósito de matarlo.
Así, pues, el misionero reconoció que la mano de Dios lo protegió maravillosa y constantemente todo el Leer el resto de esta entrada »

BIOGRAFIAS DE GRANDES CRISTIANOS: DWIGHT LYMAN MOODY

Posted on Actualizado enn

Imagen

CELEBRE CONQUISTADOR DE ALMAS 1837_1899
Sucedió durante una de las famosas campañas evangelísticas de Moody y Sankey. Se había reservado la noche de un lunes para un discurso dirigido a los materialistas. Carlos Bradlaugh, campeón del escepticismo, que entonces se encontraba en el cenit de su fama, había ordenado que todos los miembros de los clubs que había fundado asistiesen a la reunión. Así pues, cerca de 5.000 hombres, resueltos a dominar el culto entraron y ocuparon todos los bancos.
Moody predicó sobre el siguiente texto: “Porque la roca de ellos no es como nuestra Roca, y aun nuestros enemigos son de ello jueces” (Deu_32:31).
Relatando una serie de incidentes pertinentes y conmovedores de sus experiencias con personas que estaban en su lecho de muerte, Moody dejó que los hombres juzgasen por sí mismos quién tenía un mejor fundamento sobre el cual debían basar su fe y su esperanza. Sin querer, muchos de los asistentes tenían lágrimas en los ojos. La gran masa de hombres, mostrando el más negro y determinado desafío a Dios, reflejado en el rostro, encaró el continuo ataque a los puntos más vulnerables, es decir, el corazón y el
hogar. 
Al finalizar, Moody dijo: Leer el resto de esta entrada »

Biografias de Grandes Cristianos: Pastor HSI

Posted on Actualizado enn

180px-Pastor_Hsi
AMADO LÍDER CHINO 1836 1896
(Había sucedido lo “imposible” y toda la población deploraba semejante “tragedia”; el señor Hsi, ciudadano respetado por todos, se había hecho un creyente! Hacía dos años que un predicador de la “nueva religión” predicaba en la provincia de Shan si. Al paso que se esperaba que se adhiriesen a la nueva religión algunos ignorantes, nadie imaginaba que el señor Hsi, que era un hombre culto, de gran influencia entre el pueblo y un destacado adepto de Confucio, (fuera el primero en caer “hechizado” por los “diablos extranjeros”!
No había nadie entre el pueblo que odiase tanto a los extranjeros como el señor Hsi. Pero de repente sucedió que Leer el resto de esta entrada »

Biografias de Grandes Cristianos: Charles Spurgeon

Posted on Actualizado enn

Imagen

EL PRINCIPE DE LOS PREDICADORES 1834 1892
Durante el período de la inquisición española, bajo el reinado del emperador Carlos V, un número muy grande de creyentes fueron quemados en las plazas públicas o enterrados vivos. El hijo de Carlos V, Felipe II, en 1567 llevó la persecución hasta los Países Bajos, declarando que aunque le costase mil veces su propia vida, él limpiaría todo su dominio del “protestantismo”. Antes de morir, se jactaba de haber mandado al verdugo por lo menos 18.000 “herejes”.
Al comenzar ese reinado de terror en los Países Bajos, muchos millares de creyentes huyeron para Inglaterra. Entre los que escaparon del “Concilio de Sangre” se encontraba la familia Spurgeon.
En Inglaterra el pueblo de Dios tampoco se encontraba libre de la persecución. Al mismo tiempo que Juan Bunyan, autor de “El progreso del peregrino”, permanecía en la prisión de Bedford, Jo Spurgeon, bisabuelo del tatarabuelo de Carlos, se encontraba preso por segunda vez por haber asistido a un culto evangélico, y permaneció casi cuatro meses en la cárcel de Chelsford, “donde pasó la mayor parte del tiempo sentado por hallarse demasiado débil para acostarse”. Los bisabuelos de Carlos eran creyentes fervorosos y habían criado a sus hijos en el temor de Dios. Su abuelo paterno después de casi cincuenta años de pastorado en el mismo lugar podía decir: “No he tenido ni una hora de tristeza con mi iglesia después que asumí el cargo de pastor!” El padre de Carlos, Santiago Spurgeon, fue el amado pastor de Stambourne.
Cuando Carlos era todavía un niño, se interesaba por Leer el resto de esta entrada »

Biografias de Grandes Cristianos: Juan Paton

Posted on Actualizado enn

Imagen

Misionero a los antropófagos 1824_1907
Cerca de Dalswinton, en Escocia, vivía un matrimonio conocido en toda la región como los viejos Adán y Eva. A ese hogar llegó de visita, cierta vez, una sobrina, Janet Rogerson. Es de suponerse que no hubiese muchas cosas en aquella casa aislada de un par de ancianos, que pudiesen distraer a la joven siempre viva y alegre. Pero algo le atrajo su interés; cierto muchacho llamado Santiago Paton, entraba, día tras día, en el bosque próximo a la casa. Llevaba siempre un libro en la mano, como si él fuese allí con el propósito de estudiar y meditar. Cierto día, la jovencita, vencida por la curiosidad, entró furtivamente por entre los árboles y espió al muchacho que recitaba los Sonetos Evangélicos de Erskine. Su curiosidad se convirtió en una santa admiración cuando el joven, dejando el sombrero a un lado, en el suelo, se arrodilló debajo de un árbol para derramar su Leer el resto de esta entrada »