Mes: abril 2016

Devocional: Convertios a mi – Por David Wilkerson

Posted on Actualizado enn

WILKERSON

 “Por eso…dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia” (Joel 2:12-13).  

Leer el resto de esta entrada »

El Avivamiento y las Emociones

Posted on

diarios de avivamientos

Avivamiento y Emociones

La transmisión en directo se anuncia como “Culto de Avivamiento”, y reconozco que cuando escucho o leo la palabra “Avivamiento”, instintivamente me detengo y presto atención más que si me llamaran por mi nombre. Es mi debilidad, mi anhelo, mi suspiro y mi mayor motivo de oración: el Avivamiento.

El salón de reuniones está tan lleno de gente, que suscitaría la envidia de más de un pastor de esos que sueñan con una mega-congregación; la música pegadiza suena en ritmo latino y un grupo de jóvenes en la plataforma se mueven al unísono con la melodía. En realidad una gran cantidad de jóvenes están colocados de manera preeminente en la escena, de manera que las cámaras de televisión les enfoquen continuamente. Aplausos y gritos de júbilo caldean el ambiente hasta que por fin aparece él. Y cuando me refiero a “él” no me refiero al Espíritu Santo que debiera…

Ver la entrada original 3.266 palabras más

Devocional: Un Camino entre las Portentosas Aguas – Por Gary Wilkerson

Posted on Actualizado enn

img-jordan

El cruce del Jordán de Israel ocurrió en época de cosecha. Durante esa temporada, las orillas del río no sólo estaban llenas, sino que se desbordaban. Humanamente hablando, era el peor momento para cruzar.

Leer el resto de esta entrada »

El cristiano y la aflicción – cuando el enemigo nos rodea

Posted on

diarios de avivamientos

 El cristiano y la aflicción - rodeados por el enemigo

sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores (2 Corintios 7:5b)

Inexplicablemente, llegan períodos a nuestra vida donde en todo somos atribulados. El ejército enemigo nos ha rodeado y se ha acercado tanto que está a la puerta de nuestra fortaleza; desde lo alto de nuestra torre del vigía podemos mirar hacia los cuatro costados y todo son conflictos en nuestro horizonte. Y digo inexplicablemente porque esto nos acontece precisamente cuando estábamos caminando en la voluntad de Dios, cuando empezábamos a notar progresos en nuestra vida espiritual, en nuestro servicio a Dios; es decir cuando nadie podría, como los amigos de Job, acusarnos de: “esto te pasa por…”

El apóstol Pablo, unas líneas antes del versículo mencionado dice en 2 Corintios 7:2 “Admitidnos: a nadie hemos agraviado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos engañado.” ¿Entonces cuál es el porqué…

Ver la entrada original 2.227 palabras más