Mes: septiembre 2014

Tweet Mario Keiniger: “Despertemos con Poder”

Posted on Actualizado enn

foto-mario-keiniger

Llegó el Tiempo de Despertarse del Sueño y Levantarse con el Poder del Espiritu Santo a un Nuevo Nivel espiritual de Poder en Cristo Jesus.
Anuncios

Video Predicacion: David Wilkerson – Una advertencia para la Iglesia de hoy

Posted on Actualizado enn

Citas Cristianas: Watchman Nee

Posted on

Watchman-Nee_128x128

El valor de un hombre delante de Dios no se decide por el juicio de los demás o el hombre mismo. El es medido por la revelación que recibe de Dios.”
Autor: Watchman Nee

Devocional 30-09-14:”La Libertad Espiritual” Por Charles Stanley

Posted on

 

Charles-Stanley_128x128

Leer | Gálatas 6.14-16
Las prisiones no son siempre edificios. Las personas pueden crear cárceles para sí mismas con muchas clases de pecados. Sin embargo, Jesús fue a la cruz para comprar nuestra libertad.
Al pensar en la cruz, algunas personas asumen que el resultado de la salvación está limitado a la liberación de la cárcel del pecado, una sola vez. Por tanto, oran una y otra vez para recibir al Señor Jesucristo, con la esperanza de que lleguen a ser lo suficientemente buenos como para no hacer nada malo. Pero la salvación no es una tarjeta para “librarnos del infierno” hasta que cometamos otro pecado; por el contrario, el perdón de Cristo cubre los pecados pasados, presentes y futuros.
Las tentaciones, que en un tiempo parecían tan atractivas, tienen ahora poco interés para el creyente lleno del Espíritu Santo. Somos liberados para seguir adelante con el propósito de Dios, y para tener el gozo que resulta de servirle.
La libertad espiritual es una elección. Nuestros pecados son borrados, pero la tentación no es borrada. En vez de eso, el creyente decide continuamente estar crucificado a la maldad o, como dice el Señor Jesús: A tomar su cruz cada día, y seguirle (cf. Lc 9.23). La cruz no es una carga, sino más bien un símbolo de que somos libres, y seguidores perdonados de Cristo.
La libertad que se encuentra en la salvación no es un secreto para que nos quedemos con él. El Señor dio a sus discípulos la Gran Comisión de llevar el evangelio, porque su mensaje es el único que puede transformar a un esclavo en un alma liberada. La cruz es nuestra única esperanza para lograr la libertad espiritual.

Versiculo Biblico del Dia 30-09-14: Exodo 34:10 – Nueva Traduccion Viviente

Posted on

La Biblia

Éxodo 34:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)
10 El Señor respondió:
—Escucha, yo hago un pacto contigo en presencia de todo tu pueblo. Realizaré milagros que jamás se han hecho en ningún lugar de la tierra ni en ninguna otra nación. Todos los que te rodean serán testigos del poder del Señor, el imponente despliegue de poder que yo haré por medio de ti.

Devocional 29-09-14: “Porque el Señor no desecha para siempre” Por Charles Spurgeon

Posted on

 

Charles-Haddon_Spurgeon_128x128

Lamentaciones 3:31
Tal vez el Señor nos deseche por algún tiempo, mas no para siempre. La mujer puede prescindir de sus adornos, pero no los olvida, ni los arroja al muladar. No es propio del Señor rechazar a los que ama, porque «como hubiese amado a los suyos que estaban en el mundo, amólos hasta el fin». Algunos dicen estar en gracia o sin ella, como si se tratara de conejos que entran y salen libremente de sus madrigueras; y sin embargo, no es así. El amor de nuestro Salvador para con los suyos es algo más serio y permanente.
Desde toda la eternidad nos escogió, y durante toda la eternidad seguirá prodigándonos su amor. De tal manera nos amó que se entregó a la muerte por nosotros; por donde podemos estar seguros de que su amor nunca tendrá fin.
Su honor de tal suerte está ligado con nuestra Salvación, que le es absolutamente imposible desecharnos, como lo sería despojarse de su vestidura de Rey de gloria. ¡No! El Señor Jesús, como Cabeza que es, nunca se separa de sus miembros; como Esposo, nunca repudia a su esposa. 
¿Por ventura te creías desechado? ¿Cómo podías figurarte tal cosa del Señor que te ha desposado? Arroja lejos de ti tales pensamientos, y no permitas que aniden en tu corazón. «No ha desechado Dios a su pueblo al cual antes conoció» (Romanos 11:2). «Él aborrece que sea repudiada»
(Malaquías 2:16).