Testimonio Vivo del Poder de Dios:”El Dinero no pudo dar la Felicidad que buscaba”

Posted on Actualizado enn

Imagen

Para José Madrigal nada era más importante en su vida que el dinero, la fama y la popularidad; pero este estilo vida estaba arruinándolo a él y a su familia.
Su trabajo como organizador de actividades fue el inicio de sus problemas. Muchos eran pasarelas de ropa íntima o de camisetas mojadas. Todos medios en los que se explotada la imagen de la mujer y en los que José encontró una mina de oro.
“Yo manejaba de 20 a 30 mujeres en todo lo que era actividades especiales. Iba a hoteles de playa, discotecas y bares”, recuerda José.
En medio de ese mundo de aparente diversión y entretenimiento, José estaba convencido de que todo tenía un precio. La sensación de sentirse importante, de ser la persona con quién todos querían estar, era inigualable para él.
Para crear en ese emporio de dinero que tanto deseaba, José cruzó una línea muy delgada y pasó de ser un organizador de actividades, a traficar drogas entre las modelos, porque el trato era que él les daba, pero ellas también aportaban.
Ese ambiente de amigos, fiesta, licor, drogas y dinero eran sólo una apariencia de cómo realmente se sentía José; porque en realidad, cuando todo terminaba se sentía vacío, solo y confundido.
“Había algo que me hacía buscar cosas nuevas, había algo que me hacía probar más, porque por más que creía tener, no era feliz”, menciona José.
Una nueva oferta para incursionar en el mundo de la pornografía, le permitió saber que su hija, a quién él más amaba, era arrastrada al mundo en el que él trabaja.
“Empezaba a peinarse como ellas y a vestirse igual y me dijo que era que ella quería ser modelo. Le respondí que no, que primero tenía que estudiar”, cuenta José.
Esa fue la llamada de atención que despertó a José, pero de igual forma él se dirigía a cerrar ese trato. En el camino, sufrió una interferencia que le cambiaría la vida.
“Tomó mi vehículo y se mete una interferencia en la radio. Cuando la señal regresa lo que escucho en ese momento es un hombre hablando de Dios y en ese momento yo sentí que ese mensaje era para mi y tome el teléfono y cancelé la actividad”.
Días después, José aceptó una invitación para ir a un grupo de jóvenes que se reunía para aprender sobre Dios.
“Yo sentía una necesidad de aprender de Él, quería escuchar quién era, saber qué podía hacer por m”.
Dios escuchó sus suplicas y ahora José trabaja en el área de ventas en su natal Costa Rica. Su vida cambió y hasta su hija notó el cambio ya que José pasa más tiempo con ella y comparten juntos.
José cambió su vida, atrás quedaron las semanas enteras fuera de casa, entre drogas, alcohol y la ambición del dinero. Al encontrar a Dios, José descubrió la paz, la tranquilidad y su amor.
“He podido sentir llena mi vida, he podido sentir que ese vacío que venía arrastrando años atrás, hoy está lleno. No hay dinero, ni fama, ni hay popularidad que pueda darme la paz y tranquilidad que vivo en este momento”.
TOMADO DE LA WEB: VIDADURATV.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s